¿Cómo usar los Enlaces Internos para mejorar tu SEO?

Qué es un display publicitario digital: ventajas y tipos 2023

¿Cómo usar los Enlaces Internos para mejorar tu SEO?

El correcto uso de los enlaces internos en nuestro sitio web, resulta una acción muy positiva para el SEO y para nuestro posicionamiento en Internet. Ahora bien, disfrutar de los beneficios que nos otorgan este tipo de links, requiere de trabajo, un poco planificación y de mucho sentido común.

Para que esta técnica te ayude a posicionar mejor tu sitio web, todos aquellos enlaces (que desde uno de tus contenidos apunta a otros que también están alojados bajo nuestro propio dominio) deben ser trabajados siguiendo una cierta estrategia lógica.

Por ello, hoy vamos a hablar de los enlaces internos en SEO. Y lo vamos a hacer desde lo más básico hasta lo más avanzado, vamos a conocer el “ABC” de este recurso, tan infravalorado hoy en día a la hora de diseñar una estrategia de SEO.

Índice

¿Qué son los enlaces internos y por qué son tan útiles en SEO?


Los enlaces internos son aquellos “links” (o hipervínculos) que insertamos dentro de los contenidos de nuestras páginas y que apuntan hacia otra URL que también está dentro de nuestro sitio web.

En resumen, estamos hablando de enlaces que al hacerles clic en ellos nos envían a otra página de nuestro mismo sitio web.

La utilización de estos enlaces internos en SEO tiene que estar asociada principalmente a un objetivo y tener una razón de ser, en ningún caso deberían ser dejado al azar o usados de forma excesivamente aleatoria.

Una buena estrategia debe trazar una red de enlaces entre diferentes contenidos de un mismo sitio web para que facilite el trabajo de los buscadores y, gracias a ello, mejorar su posicionamiento.

Son, a día de hoy, la mejor forma que tienen las arañas de Google para encontrar nuevo contenido publicado dentro de nuestra propia página y su uso es realmente esencial para mejorar el proceso de crawleo, indexación y rankeo.

» También te puede interesar: ¿Qué es un algoritmo y cómo funciona en los principales buscadores de Internet?

Para entenderlo mejor, pongamos un sencillo ejemplo:

Imagina que tienes un blog de marketing digital y publicas a lo largo del mes 8 artículos. De esos 8 artículos, 2 reciben enlaces internos (desde otros post ya publicados) y los otros 6 no.

El robot (Googlebot) será capaz de acceder con mucha más facilidad a esos 2 posts que han sido enlazados que a los 6 post restantes que solo han generado una URL perdida dentro de la totalidad de las URLs generadas por tu dominio.

«A Google le gustan mucho los enlaces internos»

Por lógica, si el robot accede mejor a una determinada URL puede hacer mejor su trabajo.

El trabajo del robot de Google se subdivide esencialmente en las 3 fases que comentábamos antes:

  • Crawleo
  • Indexación
  • Rankeo

Personalmente, una estrategia muy sencilla y efectiva es que cada vez que publiques una nueva entrada, insertes un enlace interno desde la página home a la nueva entrada.

Esto no se puede aplicar siempre para todas las entradas, sino solo para aquellas donde quieras acelerar el proceso de indexación.

La home suele ser una de las página más visitadas y más valoradas por los robots de Google (rankea fuerte para su palabra clave principal) y eso hace que las arañas puedan seguir más rápido los enlaces internos que se emiten desde ahí.

Beneficios SEO de trabajar los enlaces internos

Por lo comentado hasta ahora, ya puedes intuir algunas de las ventajas que tiene implementar una estrategia de enlaces internos.

» Ayudan a Google a entender mejor nuestra web

Los enlaces internos permiten a los rastreadores moverse por la web con facilidad, acceder y descubrir nuevo contenido, y establecer una relación contextual entre las páginas enlazadas, y por ende, comprenderá mejor tu web. Cuanto mejor la entienda, mejor la posicionará.

» Mejoran la experiencia de los usuarios

El enlazado interno enriquece la UX o experiencia de usuarios, ya que facilita que estos accedan a nuevo contenido de su interés. Esto además impacta positivamente en el tiempo de permanencia en la web y reduce la tasa e rebote, señales de las que Google toma buena nota.

» Transmiten autoridad

Aquí entra en juego el algoritmo de PageRank (PR) que es el encargado de valorar la calidad y autoridad de las páginas individuales de un sitio.

Ejemplo de enlace intento SEO:

La página A recibe muchos backlinks y tiene un PR alto. A través del interlinking puede tranmitir parte de su autoridad a una página interna relacionada, la B. De esta forma, se aprovecha y «comparte» la autoridad de la página A para posicionar la B.

¿Cómo afectan los enlaces internos al Crawl Budget?


Antes de entrar a hablar de este punto en particular, lo primero que tenemos que tener claro es qué es exactamente el Crawl Budget.

Para resumirlo, lo definiremos como el presupuesto de rastreo que destina Googlebot a nuestra página.

» Te recomiendo que le eches un ojo haciendo clic en este enlace: ¿Qué es el Crawl Budget?

Como webmasters podemos ponérselo fácil a Googlebot y crearle “autopistas y carreteras” de primera categoría hacia nuestros contenidos (enlaces internos).

Pero también podemos hacerle perder el tiempo dejando que se esfuerce él solito encontrando lo que buenamente pueda sin ayuda de nuestra parte (sin enlaces internos).

Evidentemente la primera es la mejor de las opciones.

¿Por qué?

Pues porque los enlaces internos facilitan la llegada de Googlebot a cualquier URL de nuestra web.

No olvides que Google no es una entidad mágica con superpoderes. Utiliza crawlers / arañas / bots como tantos otros tipos de crawlers que existen por Internet y estos robots se mueven siempre a través de los enlaces o hipervínculos (ya sean externos o internos, aunque en este post nos estamos centrando en estos últimos).

Por lo tanto y concretando ya un poco más:

¿Tener enlaces internos mejorará mi Crawl Budget?

La respuesta es: NO.

¡Pero como que no! ¿Si esto es precisamente de lo que estamos hablando…?

Es que en el SEO siempre hay que matizar las respuestas.

No necesariamente va a mejorar tu Crawl Budget de forma directa si solo utilizas enlaces internos. Es decir, puede que sí o puede que no, pero yo no las tendría todas conmigo.

Conquistar a Google (y por extensión a sus robots) es un trabajo permanente y a largo plazo.

Y la optimización global del Crawl Budget viene de la mano de optimizaciones WPO, mejoras en la Arquitectura Web, mejoras en el SEO on Page, mejoras en los «enlazados internos», etc.

¡Pero ojo!

Lo que sí harás será contribuir a que tu Crawl Budget mejore.

Si quieres conocer el proceso íntegro de mejora del Crawl Budget y cómo hacer que Googlebot se mueva de manera más inteligente dentro de tu web puedes apuntarte a Dispara Tus Visitas, que es el curso de SEO que he creado Dean Romero para enseñar a posicionar una página de 0 a 100 en buscadores.

Trabajar de forma correcta los enlaces internos mejora las 3 fases del trabajo de Googlebot:

  1. Crawling ⇒ Google es capaz de crawlear / scrapear / rastrear mejor los contenidos nuevos que han sido enlazados porque llega mejor a ellos.
  2. Indexación ⇒ Así como es capaz de crawlear mejor los contenidos, también puede llevar a cabo un proceso más preciso de indexación, es decir, meterlos dentro del índice de resultados de Google.
  3. Ranking ⇒ Todo este proceso previo, cuando se da de la forma correcta, favorece el rankeo por parte de Google de nuestros contenidos, es decir, la posición que ocupan una vez están dentro de su índice de resultados.

¿Qué tipos de enlaces internos existen?


A mi modo de ver, conocer la tipología de enlaces internos existente es algo fundamental, ya que si los conocemos podremos utilizarlos “con cabeza” sabiendo que es más favorable en cada momento y comenzando a pensar “en modo SEO” en lugar de hacer las cosas a boleo.

Simplificando mucho el tema, podríamos decir que hay dos tipos de enlaces internos principales:

  • Enlaces de navegación, que son los que facilitan que los usuarios se muevan por la web durante su navegación: los enlaces del menú, del footer, de las barras laterales, etc.

  • Enlaces contextuales, son los links que están dentro del propio contenido y apuntan a páginas internas relacionadas.

José Facchin - ¿Qué Es Google Bard Y Cómo Funciona La Inteligencia Artificial De Google?

A partir de aquí sí que podemos entrar en detalle en función de su anchor text o texto ancla.

Recuerda que el anchor text es el texto visible o hipervínculo sobre el se crea el enlace.

En el ejemplo de la imagen anterior, los textos ancla son los que están en color naranja intenso.

8 Tipos de anchor text para enlaces internos que utilizamos en SEO


Teniendo en cuenta el punto anterior, ahora veamos cuáles son los diferentes tipos de anchor text para hipervínculos o enlaces internos SEO que podemos utilizar.

Ejemplo de los diferentes tipos:

  1. De palabra clave.
  2. De marca.
  3. De palabra clave más marca.
  4. De frase con palabra clave.
  5. Genéricos/de frase.
  6. De URL.
  7. Con anchor text al lado de palabra clave.
  8. Con sinónimo de palabra clave.

A continuación, veamos uno ejemplos de un enlace interno de cada tipo.

Ejemplo utilizando este mismo blog:

  1. Agencia de marketing digital
  2. JF-Digital
  3. Agencia de marketing digital by José facchin
  4. En la agencia de marketing de José Facchin hay grandes profesionales
  5. Puedes consultar la forma de trabajar en nuestra página web corporativa
  6. https://josefacchin.com/
  7. Para entrar en mi Agencia de Marketing Digital pulsa Aquí
  8. Empresa de marketing digital

Utilizándolos de forma correcta y estratégica a lo largo de tus diferentes contenidos conseguirás resultados mucho más potentes que si no los utilizas o si los utilizas solo de manera “aleatoria”.

Los 8 problemas más frecuentes con los enlaces internos 


1. Enlaces internos rotos

Una de las cosas que debemos evitar es tener enlaces rotos que generen un error 404 dentro de nuestra web.

Esto supone una pérdida de link juice o autoridad a ojos de Google, y también empobrece la respuesta de usuario del site en general.

Hay muchas formas de detectar estos enlaces internos rotos: desde plugins para WordPress hasta SE Ranking, Ahrefs, Semrush pasando por Screaming Frog o DinoRANK.

Con ello, obtendremos un listado con todos los enlaces rotos dentro de nuestra web, los que luego habrá que reparar uno por uno (aunque pueda llegar a ser una de las tareas más tediosas que existan dentro del SEO).

2. Exceso de enlaces internos

No sobrecargues las páginas con demasiados enlaces internos. Incluye solo aquellos que enriquezcan la experiencia de tus usuarios. Como siempre, la calidad prima sobre la cantidad.

3. Demasiado Crawl Depth

Revisa la profundidad de rastreo y procura que para llegar a una página no haya más de tres clics. Un enlace que esté «escondido» en las profundidades de la web, Google interpretará que no es relevante.

4. De HTTPS a HTTP

Cuando una página HTTPS enlaza con una HTTP se crean redirecciones prescindibles. .

5. No follow en enlaces internos

El atributo rel=»nofollow» impide que el link juice fluya. Por tanto, has de vigilar qué enlaces internos son «nofollow» y cortan el flujo de autoridad.

Es lo que ocurre con frecuencia con los textos legales del footer. Al estar en el pie de página estos enlaces aparecen siempre en todas las URLs, y esto es algo que debes aprovechar. Por eso, es recomendable que los textos legales sean «no index», pero «dofollow».

6. Páginas huérfanas o con un solo enlace

Hay páginas que no tienen ningún enlace (huérfanas) o solo uno. Esto va a impedir su rastreo, y por ende, su indexación.

7. Bucles de redirecciones

Los links internos que generan bucles o cadenas de redirecciones dificultan el rastreo y generan mala experiencia de usuario, además de consumir tu crawl budget de forma innecesaria.

8. Canibalización de palabras clave

Eso significa que la intención de búsqueda de cada uno de tus artículos debe ser diferente. Aquí también debe quedar muy claro para qué palabras clave tiene que rankear cada una de tus URLs, para que no compitan entre sí dentro de los resultados de Google.

En definitiva, si utilizas la misma palabra clave como anchor text para diferentes enlaces, estarás dando autoridad interna para la misma Keyword a dos URLs diferentes. Haciendo con esto que puedas llegar a canibalizarte con dichas URL.

Estrategia de enlaces internos aplicada a tu blog


Vamos a ver la forma de aplicar una sencilla estrategia dentro de tu página web de tal modo que en el momento de terminar de leer este artículo puedas implementarla poco a poco y mejorar tus resultados.

La vamos a llamar “cluster de enlaces internos”.

Algo que funciona muy bien es crear páginas pilar que hablen sobre un determinado concepto y que lo hagan en profundidad, de tal modo que a través de esas páginas yo trato de rankear palabras clave un poco más fuertes.

Un ejemplo de estrategia de enlaces internos con una página pilar

Puedo tener 5 artículos hablando de diferentes“recetas sin gluten” (recetas pan sin gluten, recetas thermomix, recetas postres sin gluten…), pero a la palabra clave “recetas sin gluten” como tal no la voy a posicionar con ninguno de esos 5 artículos.

La voy a posicionar con una “página pilar”: un súper contenido que concentre todas las palabras clave existentes (o buena parte de ellas) relacionadas con “recetas in gluten”, una página en WordPress (para keywords grandes prefiero usar “páginas” en lugar de “entradas”) a la que llamaremos “Las 10 mejores recetas sin gluten fáciles y deliciosas ”.

Bien. Pues a través de esa página pilar emitiré un enlace interno hacia todos y cada uno de los post más pequeños que tenía con recetas específicas para celíacos.

Esto lo podemos hacer al final del artículo, con una llamada a la acción del tipo “aprende las recetas más populares de los que hemos hablado en el blog”, y luego una lista con los citados enlaces.

Pero… También lo haremos de forma inversa: desde todos los post de recetas individuales que tengamos sacaremos un enlace interno con palabra clave exacta hacia el post pilar de “Las 10 mejores recetas sin gluten fáciles y deliciosas”.

De este modo, a través de los post más pequeños (que enlazan al grande con la palabra clave), le estaremos diciendo a Google para qué palabra clave tiene que posicionar el post.

A su vez, desde el post grande, le facilitaremos a Googlebot la llegada (y por tanto el posterior crawling, indexación y rankeo) de los artículos más pequeños.

 

Consejos finales sobre los enlaces internos SEO


Para acabar me gustaría dejarte unos pequeños tips muy sencillos que debes tener en cuenta:

  • No apuntes casi siempre a la misma URL, por mucho que te interese destacar esta página en concreto. Crea mejor una red de enlaces internos variada que enriquezca a tus usuarios y facilite el rastreo a Google.
  • No utilices siempre el mismo anchor text. Emplea variaciones relacionadas de palabras claves o una long tail, para dar mayor contexto a Google. Por ejemplo, para recetas sin gluten, podrías usar recetas para celíacos, recetas especial celiaquia o similares.
  • En la medida de lo posible, sitúa el enlace interno que más te interese en los primeros párrafos del contenido. Después, distribuye el resto con la mayor naturalidad posible.
  • Ojo con los enlaces internos diferentes pero con el mismo anchor text, ellos pueden causar una canibalización de contenidos.

Conclusión

Como ves, el enlazado interno es clave para el posicionamiento SEO y también de gran utilidad para tus usuarios. Es una estrategia que está en tus manos y con la que puedes enviar importantes señales a Google.

No me quiero despedir sin antes daros un consejo: intentad replicar la estrategia que os he contado cuantas veces os sea posible con una gran cantidad de conjunto de palabras de vuestro sector. De este modo conseguiréis haceros una “autoridad” a ojos de Google para ese conjunto de palabras clave.

Este artículo es una actualización del contenido que en su día redactamos con Dean Romero para este mismo blog.

Yo ya he revisado mis enlaces internos ¿y vosotros?

¡Hasta la próxima!

 

76 / 100

Si quieres conocer otros artículos parecidos puedes visitar la categoría y ver mas relacionados

jose miguel blanco alcaraz

se presenta como un recurso especializado en Copywriting y Estrategias de Contenido Digital. Ofrece servicios y estrategias personalizadas para mejorar la presencia online de las marcas, centrándose en la creación de contenidos persuasivos y SEO-friendly que buscan conectar emocionalmente con la audiencia y mejorar la visibilidad online. La página destaca la importancia de un enfoque creativo e innovador en marketing digital, ofreciendo análisis detallados del mercado y la audiencia para crear mensajes personalizados y efectivos.

entradas relacionadas